22.207 corchos de colores en representación de la hostelería navarra – 22.207 koloretako kortxo ostalaritzaren omenean

22.207 corchos de colores en representación de la hostelería navarra – 22.207 koloretako kortxo ostalaritzaren omenean

Los números muchas veces confunden, da igual decir diez mil que quince mil si no podemos ver qué significa eso. Por esa razón, la hostelería de Navarra ha instalado un gran mosaico con corchos de colores que representan a las empresas y a las personas autónomas y trabajadoras que se dedican al sector en Navarra, una acción de visibilización que quiere mostrar lo que supone para la economía y los puestos de trabajo un sector que ha perdido en el último año una media del 51,2 % de su cifra de negocio.

22.207 corchos de diferentes colores han representado esta mañana en el Paseo Sarasate la foto finish del sector hostelero a final de 2020, una imagen que dice que de las 14.307 personas que trabajaban en hostelería a principios de 2020, 3.304 perdieron su empleo, un 23 %. Y que dice también que de las 3.707 empresas hosteleras de Navarra 1.730 no han recibido ningún tipo de ayuda en 2020, que 1.107 recibieron la ayuda mínima y sólo 807 superaron esa barrera, según datos oficiales. Todo eso con cuatro meses de cierre y seis con periodos de “solo terrazas”, aforos de interior entre el 30 % y el 50 % y restricciones horarias.
Todas esas cifras se han representado esta mañana en el Paseo Sarasate, con corchos de diferentes colores y carteles que explican a las personas que han podido verlo el código de color de cada bloque, representando al total de personas autónomas, trabajadoras, las que han perdido su trabajo, las empresas sin ayudas, las que ha recibido la mínima y las que la han superado.
Como ha dicho María Ángeles rodríguez, presidenta de ANAPEH “hemos pensado que viéndolo es más sencillo darse cuenta de qué supone el sector hostelero, de cuántas personas están afectadas por cierres que consideramos injustos y poco justificados, de cuantas empresas en Navarra están al borde de la ruina”. Ha añadido además que “hemos querido hacerlo aquí, entre el Parlamento y el Gobierno de Navarra, porque creemos que tampoco las instituciones son verdaderamente conscientes de lo que estamos hablando. Quizás así, viéndolo, se decidan a dar un paso adelante y a presentar un plan de rescate que tenga en cuenta a todas las personas, sin dejar a nadie atrás”.
La instalación ha sido posible gracias a la colaboración de cerca de cuarenta personas voluntarias, todas hosteleras, que han querido poner su granito de arena para visibilizar una situación injusta que afecta a miles de personas y que tendrá, qué duda cabe, consecuencias en la situación económica de Navarra y en la evolución del paro.

. . . .

Zenbakiek, askotan, nahastu egiten dute, berdin da hamar mila edo hamabost mila esatea hori zer den ikusi ezin badugu. Hori dela eta, Nafarroako ostalaritzak koloretako kortxoak dituen mosaiko handi bat jarri du, Nafarroan sektore horretan diharduten enpresak eta pertsona autonomoak irudikatzen dituena. Ikuspen ekintza horrek erakutsi nahi du sektoreari dakarkien ekonomiari eta lanpostuei, azken urtean negozio-zifraren %51,2 galdu baitu, batez beste.

22.207 corchos de diferentes colores han representado esta mañana en el Paseo Sarasate la foto finish del sector hostelero a final de 2020, una imagen que dice que de las 14.307 personas que trabajaban en hostelería a principios de 2020, 3.304 perdieron su empleo, un 23 %. Y que dice también que de las 3.707 empresas hosteleras de Navarra 1.730 no han recibido ningún tipo de ayuda en 2020, que 1.107 recibieron la ayuda mínima y sólo 870 superaron esa barrera, según datos oficiales. Todo eso con cuatro meses de cierre y seis con periodos de “solo terrazas”, aforos de interior entre el 30 % y el 50 % y restricciones horarias.

Todas esas cifras se han representado esta mañana en el Paseo Sarasate, con corchos de diferentes colores y carteles que explican a las personas que han podido verlo el código de color de cada bloque, representando al total de personas autónomas, trabajadoras, las que han perdido su trabajo, las empresas sin ayudas, las que ha recibido la mínima y las que la han superado.

Como ha dicho María Ángeles rodríguez, presidenta de ANAPEH “hemos pensado que viéndolo es más sencillo darse cuenta de qué supone el sector hostelero, de cuántas personas están afectadas por cierres que consideramos injustos y poco justificados, de cuantas empresas en Navarra están al borde de la ruina”. Ha añadido además que “hemos querido hacerlo aquí, entre el Parlamento y el Gobierno de Navarra, porque creemos que tampoco las instituciones son verdaderamente conscientes de lo que estamos hablando. Quizás así, viéndolo, se decidan a dar un paso adelante y a presentar un plan de rescate que tenga en cuenta a todas las personas, sin dejar a nadie atrás”.

La instalación ha sido posible gracias a la colaboración de cerca de cuarenta personas voluntarias, todas hosteleras, que han querido poner su granito de arena para visibilizar una situación injusta que afecta a miles de personas y que tendrá, qué duda cabe, consecuencias en la situación económica de Navarra y en la evolución del paro.