Belén Urrutia Hualde

Belén

Urrutia Hualde

Edad / Urte: 51 años

Posada Elbete

Elbeteko Posada

Localidad / Herria: Elbete

“Lo que tenemos que hacer es seguir esta línea de trabajo, apostar por la economía circular y el kilómetro cero, buscando los sabores auténticos, los de aquí y aprovechar lo que nos de la naturaleza”

“Desde pequeña mi vida ha estado vinculada al caserío, hemos vivido del campo, de lo que da cada temporada, aprovechando la naturaleza, lo que ahora se llama kilómetro cero y economía circular”.

El primer trabajo de Belén Urrutia fue de camarera, “es lo que te toca cuando eres joven y necesitas empezar, pero luego trabajé en la administración”. Años más tarde surgió la posibilidad de rehabilitar y hacerse cargo de la posada del pueblo. “Mi pareja, que ahora es mi marido, y yo nos lanzamos enseguida. Éramos muy jóvenes y nos decidimos a cogerla con la idea de abrir un restaurante y un hotel pero no teníamos recursos, así que rehabilitamos primero el restaurante y más tarde el hotel. En 2003 teníamos todo en marcha, empezamos un poco a ciegas, sabíamos que queríamos dar servicio al pueblo, pero salvo por mi trabajo de dos años de camarera no teníamos más experiencia”.

Esa falta de experiencia no les arredró “aunque íbamos un poco a demanda, según lo que la gente quisiera: mucha chistorra y mucho huevo frito. En el hostal era parecido, íbamos a ciegas hasta que entramos en la Asociación de Hoteles Rurales de Navarra, Reckrea, y con ellos aprendimos muchísimo, empezamos a trabajar de manera más profesional, a promocionarnos y a tener una personalidad propia, apostando por la calidad, el producto y el servicio”.

Hoy la Posada Elbete es un referente del Valle de Baztán. “Nos costó mucho trabajo, pero la gente de los caseríos tenemos esa capacidad de adaptarnos, de pelear y luchar. Nos ha tocado vivir momentos duros en diferentes épocas de la vida”.

Quien se acerque a Elbete se encontrará con un establecimiento que apuesta por el producto local, con una huerta que provee parte de su carta, desayunos ecológicos y seis acogedoras habitaciones, una de ellas familiar. “Lo que tenemos que hacer es seguir esta línea de trabajo, apostar por la economía circular y el kilómetro cero, buscando los sabores auténticos, los de aquí y aprovechar lo que nos de la naturaleza. Si un año hay castañas, trabajamos con castañas, si hay hongos con hongos y si hay ciruelas con ciruelas, hay que seguir a la naturaleza.”

“Lan ildo horri jarraitu behar diogu, ekonomia zirkularraren eta zero kilometroaren alde egin, benetako zaporeak eta hemengoak bilatuz eta naturak ematen diguna aprobetxatuz”

“Txikitatik nire bizitza baserriari lotuta egon da, landatik bizi izan gara, denboraldi bakoitzean ematen duenetik, natura aprobetxatuz, orain zero kilometroa eta ekonomia zirkularra deitzen dena”.

Belen Urrutiaren lehen lana zerbitzari lana izan zen, “gaztea zarenean eta hasi behar duzunean dagokiona da, baina gero administrazioan lan egin nuen”. Urte batzuk geroago, birgaitu eta herriko ostatuaren ardura hartzeko aukera sortu zen. “Nire bikotekidea, orain nire senarra dena, eta ni berehala oldartu ginen. Oso gazteak ginen, eta jatetxe bat eta hotel bat irekitzeko asmoz hartu genuen, baina ez genuen baliabiderik; beraz, jatetxea birgaitu genuen lehenik, eta gero hotela. 2003an dena martxan geneukan, itsu-itsuan hasi ginen, bagenekien herriari zerbitzua eman nahi geniola, baina zerbitzari izan nintzen bi urteko lanagatik izan ezik, ez genuen esperientzia gehiagorik”.

Esperientzia falta hori ez zitzaien damutu,” nahiz eta pixka bat eskaintzaren arabera gindoazen, jendeak nahi zuenaren arabera: txistorra asko eta arrautza frijitu asko. Ostatuan antzekoa zen, itsu-itsuan joaten ginen Nafarroako Landa Hotelen Elkartean, Reckrea, sartu ginen arte, eta haiekin asko ikasi genuen, modu profesionalagoan lan egiten hasi ginen, geure burua sustatzen eta nortasun propioa izaten, kalitatearen, produktuaren eta zerbitzuaren aldeko apustua eginez”.

Gaur egun, Elbeteko Posada Baztan Bailarako erreferentea da. “Asko kostatu zitzaigun, baina baserrietako jendeak egokitzeko eta borrokatzeko gaitasun hori dugu. Bizitzako hainbat garaitan une gogorrak bizi izan ditugu”.

Elbetera hurbiltzen denak bertako produktuaren aldeko apustua egiten duen establezimendu batekin egingo du topo, kartaren zati bat hornitzen duen baratze batekin, gosari ekologikoekin eta sei logela erosorekin, horietako bat familiakoa. “Lan ildo horri jarraitu behar diogu, ekonomia zirkularraren eta zero kilometroaren alde egin, benetako zaporeak eta hemengoak bilatuz eta naturak ematen diguna aprobetxatuz. Urte batean gaztainak badaude, gaztainekin lan egiten dugu, onddoak badaude onddoekin eta aranak badaude aranekin, naturari jarraitu behar zaio”.

Descárgate el Libro