Eva Gómez Ullate del Pozo

Eva

Gómez Ullate del Pozo

Edad / Urte: 57 años

Bar Nicolette

Nicolette Taberna

Localidad / Herria: Pamplona / Iruña

“Hemos pasado del punk a la música electrónica y de compartir una cerveza a pedir un gintonic, la noche en Pamplona ha cambiado mucho”

Eva es una de esas personas clave en la noche pamplonesa. Comenzó su andadura hace 37 años y ha pasado por algunos de los bares más emblemáticos de la capital navarra, siempre de ambiente nocturno, un tránsito desde el punk y el rock radical vasco a la música electrónica.

“Empecé bastante joven, justo cuando acabé de estudiar, tenía 20 años. Mi trayectoria comenzó en el Toki y luego cogí el bar el Tut con el que entonces era mi pareja, Rafael Santesteban. Más tarde lo vendimos y trabajé unos años en el Terminal, de donde pasé al Niza y en el año 2000 compramos el Nicolette, en lo que antes era el bar Primi, otro mítico de Pamplona”.

Todo un recorrido por los bares más canallas de la ciudad, del rock al punk y de ahí a la música electrónica. “El Toki era un bar de rock y lo sigue siendo, un sitio imprescindible de Pamplona, pero el Tut era un bar punk. Fueron años muy divertidos, éramos muy jóvenes y entonces la ciudad era un hervidero de grupos, de conciertos, pasaban muchas cosas. Por ejemplo, la portada del disco de La Polla Records “Ellos dicen mierda, nosotros decimos amén” son los baños del Tut. La hizo Manolo Gil, un artista que ha trabajado para muchos grupos; puso unos rotuladores en el baño para que la gente pintara cosas y luego hizo un tratamiento de la imagen para la portada del disco”. Por el Tut pasaba la gente más divertida de la ciudad, tengo muchos recuerdos, éramos la casa, por ejemplo, de los Tijuana in Blue”.

En todos estos años la noche ha cambiado mucho “desde el tipo de música, que ahora es más música electrónica, mientras que antes pinchábamos a los Clash, a Tijuana, a Kortatu o a Barricada; hasta lo que se consume. Antes la gente yo creo que tenía menos dinero, se compraba una jarra grande de cerveza y se compartía, se bebía kalimotxo... un combinado que era raro, mientras que ahora casi todo son combinados, sobre todo gintonics. También se bebe cerveza, pero cada uno la suya, no es lo mismo”.

¿Y el público? “En Nicolette es un público más adulto, pero nosotras también lo somos, así que vamos a la par”.

“Punketik musika elektronikora pasatu gara, garagardo bat partekatzetik gintonic bat eskatzera, Iruñean gaua asko aldatu da”

Eva gako horietako bat da Iruñeko gauean. Duela 37 urte ekin zion bere ibilbideari, eta Nafarroako hiriburuko taberna esanguratsuenetako batzuetatik igaro da, gau girokoak beti, punketik eta euskal rock erradikaletik musika elektronikora igaroz.

“Nahiko gazte hasi nintzen, justu ikasketak amaitu nituenean, 20 urte nituen. Nire ibilbidea Tokin hasi zen eta gero Tut taberna hartu nuen, garai hartan nire bikotekidea zenarekin, Rafael Santesteban. Geroago saldu egin genuen eta Terminalean lan egin nuen urte batzuetan. Handik Nizara joan nintzen eta 2000. urtean Nicolette erosi genuen, lehen Primi taberna zena, Iruñeko beste taberna mitiko bat”.

Ibilbide osoa hiriko tabernarik zitalenetan zehar, rocketik punkera eta hortik musika elektronikora. “Tokia rock taberna bat zen eta hala izaten jarraitzen du, Iruñeko ezinbesteko lekua, baina Tut taberna punka zen. Oso urte dibertigarriak izan ziren, oso gazteak ginen, eta orduan hiria taldeka eta kontzertuz josita zegoen, gauza asko gertatzen ziren. Adibidez, La Polla Records-en diskoaren azala, “Ellos dicen mierda, nosotros decimos amén” Tut-eko bainuak dira. Manolo Gilek egin zuen, talde askorentzat lan egin duen artistak; komunean errotulagailu batzuk jarri zituen jendeak gauzak margotzeko, eta, ondoren, irudiaren tratamendua egin zuen diskoaren azalerako”. Hiriko jenderik dibertigarriena pasatzen zen Tut-etik, oroitzapen asko ditut, Tijuana in Blue-ren etxea ginen, adibidez”.

Urte guzti hauetan, gaua asko aldatu da “musika motatik, orain musika elektronikoagoa baita; lehen, berriz, Clash, Tijuana, Kortatu edo Barricada ipintzen genituen, eta kontsumitzen dena ere bai. Lehen jendeak uste dut diru gutxiago zuela, garagardo pitxer handi bat erosi eta partekatu egiten zela, kalimotxoa edaten zela... konbinatu hori arraroa zen, eta orain, berriz, ia dena konbinatua da, gintonicak batez ere. Garagardoa ere edaten da, baina bakoitzak berea, ez da gauza bera”.

Eta publikoa? “Nicoletten publiko helduagoa da, baina gu ere bai, beraz, parez pare goaz”.

Descárgate el Libro