Nuevo cierre en la hostelería a partir de la semana que viene-Ostatuen itxiera berria datorren astetik aurrera

Reservas de Semana Santa, trabajadores rescatados del ERTE, género comprado… una vez más la hostelería paga con un nuevo cierre que nos pone en una situación cada vez más desesperada. No por esperada es menos traumática, por lo que la noticia ha caído como una bomba.

Hace unas semanas, ANAPEH realizó una encuesta a las empresas asociadas, en la que más de sesenta hosteleros y hosteleras respondían a diferentes preguntas, una de ellas si podrían afrontar un nuevo cierre. Las respuestas indicaron que muchos locales se verían abocados al cierre definitivo, sólo siete de las sesenta respuestas dijeron que creían ser capaces de mantenerse, frente a 53 que aseguraron que su negocio desaparecería. Un panorama desolador.

Con respecto a la valoración que hace la propia asociación, no tenemos mucho que añadir, porque todo lo hemos dicho, trasladado a la sociedad y a las instituciones en infinidad de ocasiones. Cada cierre supone sumar pérdidas, más y más con cada nuevo cierre; supone nuevos puestos de trabajo perdidos, más gente a los ERTES y al paro, más familias que ven como negocios en los que han trabajado toda la vida y en los que han puesto todo su esfuerzo y dedicación se van a pique.

Sólo nos queda esperar que quienes decretan nuestro cierre sean conscientes de que la nueva línea de ayudas que se está tramitando en este momento ya se ha quedado corta.

Aste Santuko erreserbak, ERTE sistematik erreskatatutako langileak, erositako generoa… Beste behin ere, ostalaritzak itxiera berri batekin ordaintzen du, eta horrek gero eta etsiago jartzen gaitu. Espero arren traumatikoa da, eta berria bonba bat bezala erori da.

Duela aste batzuk, ANAPEHek inkesta bat egin zien enpresa elkartuei, hirurogei ostalari egindako galdera multzo desberdinak erantzuten zuten,  horietako bat beste itxiera bati aurre egin ziezaiokeen galdetzen zitzaien. Erantzunek adierazi zutenez, lokal asko behin betiko itxi egingo ziren, hirurogei erantzunetatik zazpik bakarrik esan zuten gai izango ziren negoziak mantentzea, eta 53 izan ziren beren negozioa desagertuko zela ziurtatu zutenak. Egoera latza.

Elkarteak balorazioari dagokionez, ez dugu askorik gehitu behar, esan dugun guztia gizarteari eta erakundeei askotan helarazi baitiegu. Itxiera bakoitzak galerak gehitzea dakar, gehiago eta gehiago itxiera berri bakoitzarekin. Galdutako lanpostu berriak dira, jende gehiago ERTE-ra eta langabeziari, bizitza osoan lan egin duten negoziotzat jotzen dituzten eta beren ahalegin eta dedikazio guztia jarri duten familia gehiago.

Itxialdia bertan behera uzten dutenak konturatzea besterik ez zaigu falta une honetan tramitatzen ari den laguntza lerro berria motz geratu dela dagoeneko.