Terrazas y hostelería: la responsabilidad es de todos

terraza-uso-responsable

El buen funcionamiento de las terrazas y la aceptación por parte del público, ansioso como todos por volver a la normalidad, son una pequeña buena noticia para la hostelería dentro de la gravedad de la crisis por la que pasa el sector. Sin embargo, este paso no ha estado exento de problemas, especialmente en los momentos de mayor afluencia de público, cuando se hace complicado encontrar una silla y cumplir con la expectativa que los clientes tienen al salir de su casa: tomarse algo en la terraza de un bar y, dentro de poco, si pasamos a la Fase 2, en el interior de establecimientos que van a ver mermada su capacidad por las medidas tomadas.

El hostelero/a no puede ser el único responsable de mantener el orden y la calma en esta situación: necesita de la colaboración y la responsabilidad también de los y las clientas. Hemos oído de algunos casos de sanciones por el mal uso de la terraza, pero la noticia que no aparece es la de las otras decenas de locales que sí cumplen, muchos más desde luego que los sancionados. No obstante, incluso en estos últimos casos, la responsabilidad del público es algo que debe ser valorado por las autoridades antes de sancionar. Hacer caer sobre las espaldas de los profesionales el control absoluto es injusto, como lo fue en su momento con la ley del tabaco. Debemos ser conscientes de la corresponsabilidad hostelero/cliente o, mejor dicho: de toda la ciudadanía. Todos somos actores de la obra que se está representando y no queremos dar pasos atrás.

Debemos ser conscientes de las reglas: tanto en la terraza, como en el interior en la nueva fase que se avecina, la clientela debe esperar a que el personal del establecimiento se lo indique, previa limpieza y desinfección de las mesas entre unos clientes y otros. Es importante saber que en esta situación las personas que acudan a un local hostelero siguen teniendo la obligación de mantener las distancias establecidas por las autoridades sanitarias.

La hostelería por su parte ya está haciendo importantes esfuerzos. No sólo económicos, abriendo negocios a medio gas y sufriendo como los que más la crisis que acompaña a la pandemia. Su esfuerzo también tiene que ver con la responsabilidad del momento, como lo prueba la increíble asistencia a las formaciones en el protocolo de medidas de higiene y de desinfección en servicios de restauración y en los alojamientos rurales, para garantizar la tranquilidad y seguridad tanto de sus trabajadores como de los clientes. En los últimos días se han celebrado tres sesiones de formación con más de 1300 asistentes, con la colaboración del Club de Marketing y de José Mª Fernández, de Comercial FERVIS, que han puesto sus medios y su conocimiento para que sea posible.

La hostelería es consciente de la situación, pero no puede ser la única responsable: que salgamos de ésta y avancemos, es una labor de todos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar