Una vez más el Gobierno de Navarra llega tarde – Berriro ere berandu dator Nafarroako Gobernua

ANAPEH quiere expresar su preocupación ante la lentitud con la que se están tramitando las ayudas a la hostelería programadas desde el mes de enero, un proceso que está transcurriendo de una manera exasperantemente lenta y que todavía no está resuelto, con los y las hosteleras a la espera de saber si recibirán esas ayudas prometidas y la cuantía de las mismas.

El sector de la hostelería no comprende la razón por la cual tres meses después de convocarse no hay todavía resolución al respecto, mas aun cuando este nuevo cierre, recién prolongado, debería suponer la puesta en marcha inmediata de una tercera convocatoria de ayudas. Es más, esa convocatoria debería haber estado prevista con antelación, dados los precedentes y la experiencia que vamos ganando todos con esta situación de crisis y sabiendo todas las personas las nefastas consecuencias que va a tener en un sector tan duramente castigado.

La hostelería puede entender que la situación es complicada, pero ni entiende ni entenderá que estas restricciones se realicen sin las compensaciones pertinentes para quienes están pagando el pato de la pandemia y llevando sobre sus espaldas el peso de una situación que en otros países de la Unión Europea se tramita con rapidez y eficacia.

Y todo esto mientras se nos trasmiten mensajes contradictorios desde las instituciones, con opiniones contrapuestas que hablan de una cuarta ola, de una meseta, de que esta ola no se está produciendo o de que en mayo se levantará el Estado de Alarma.

Llevamos advirtiendo hace tiempo que un tercer cierre supone la caída de centenares de establecimientos en toda la geografía foral y no solo nos encontramos inmersos en la prórroga de este nuevo cierre hostelero, no encontramos ante la incertidumbre de no saber con qué ayudas contaremos de las prometidas en enero y ante la certidumbre de que el Gobierno de Navarra no ha dado pasos para una nueva convocatoria que exigimos como algo urgente e ineludible.

Ya basta.

. . . .

ANAPEHek bere kezka adierazi nahi du urtarriletik aurrera programatutako ostalaritzarako laguntzak tramitatzen ari diren geldotasunaren aurrean. Prozesu hori oso mantso ari da egiten, eta oraindik ez dago konponduta. Ostalariek, agindutako laguntza horiek eta horien zenbatekoaren zain daude.

Ostalaritzaren sektoreak ez du ulertzen zergatik ez dagoen oraindik horri buruzko ebazpenik deialdia egin eta hiru hilabetera, are gehiago itxiera berri horrek, luzatu berriak, laguntzen hirugarren deialdi bat berehala abian jartzea ekarri beharko lukeen arren. Are gehiago, deialdi hori aldez aurretik aurreikusita egon behar zen, krisi-egoera honetan guztiok irabazten ari garen esperientzia eta aurrekariak kontuan hartuta, eta pertsona guztiok jakinda zer-nolako ondorio kaltegarriak izango dituen hain gogor zigortutako sektore batean.

Ostalaritzak, egoera zaila dela uler dezake, baina ez du ulertzen, ezta ulertuko ere, murrizketa horiek pandemiaren kalteak ordaintzen ari direnentzat konpentsazio egokirik gabe egitea, eta Europar Batasuneko beste herrialde batzuetan azkar eta eraginkortasunez izapidetzen ari den egoeraren pisua bizkar gainean eramatea.

Eta hori guztia erakundeetatik mezu kontraesankorrak helarazten zaizkigun bitartean, iritzi kontrajarriekin, laugarren olatu bati buruz, goi-lautada bati buruz, olatu hori ez dela gertatzen ari edo maiatzean Alarma Estatua altxatuko dela.

Aspaldi ohartarazi genuen hirugarren itxiera horrek ehundaka establezimenduren beherakada dakarrela foru geografia osoan, eta, ostalaritza-itxiera berri honen luzapenean ez ezik, ez dugu ziurgabetasuna ikusten, ez baitakigu zer laguntza izango ditugun urtarrilean hitzemandakoetatik, ez eta ziur ere Nafarroako Gobernuak ez duela urratsik egin premiazkoa eta saihestezina den deialdi berri baterako.

Aski da.